Abadal Mandó, una nueva forma de adentrarse en el Bages

Abadal continúa su labor de innovación y recuperación de variedades autóctonas del Bages con este nuevo vino, fruto del trabajo de investigación que la bodega está llevando a cabo desde sus orígenes.

Nace Abadal Mandó, un vino tinto fruto de la continuación del trabajo de investigación y recuperación de variedades autóctonas del Bages que la bodega Abadal lidera desde sus orígenes, y que inició con la Picapoll.

Abadal inició la recuperación de la variedad Mandó hace 15 años, a partir de unas viñas viejas localizadas en las poblaciones de Navàs, Cardona y Rocafort. Tributo a la zona y al espíritu innovador de la bodega, Abadal Mandó es la pura expresión del paisaje de bosque del Bages.

Historia
La variedad Mandó, de origen mediterráneo, fue una de las variedades de uva tinta más generalizadas en la comarca del Bages a principios del siglo XX. Recuperada a partir de una exhaustiva labor de investigación y búsqueda de viñas encontradas en localizaciones donde el cultivo actualmente es residual, ha resurgido gracias a su potencial para producir vinos tintos elegantes, especiados, raciales, con sensaciones de otoño, fruta madura, aromas florales y de raíz. Además, su maduración tardía y su resistencia a las altas temperaturas hacen que ésta sea una variedad que se adapta bien al cambio climático.
Nota de cata
Abadal Mandó 2015 presenta aromas florales, de algarroba, de sotobosque y un fondo especiado, de regaliz y de fruta madura. El paso por boca es equilibrado, goloso y redondo con un final que recuerda la tipicidad aromática de esta variedad. Es un vino elegante, auténtico, persistente y sedoso, de buena acidez y excelente capacidad de guarda.

PVP. 14 €