Ardbeg presenta Kelpie, el primer whisky envejecido en barricas de roble del Mar Negro

Ardbeg tiene el placer de presentar Kelpie, el primer whisky de la destilería del grupo LVMH en Islay envejecido en barricas de roble virgen procedentes de la República de Adiguesia, situada en la costa del Mar Negro. Estos barriles, raramente utilizados en la fabricación de whisky, aportan una intensidad única al whisky de malta Islay, el más ahumado y turbado del mundo. Unido al sello de Ardbeg, el resultado es un whisky de increíble profundidad, que habla de sus lazos con el Mar Negro y las olas de sabor que sus barriles han creado.

La nueva edición limitada rinde homenaje al mar que rodea Islay, la remota isla escocesa donde se encuentra la destilería Ardbeg, y al Kelpie, los legendarios demonios del agua que, según la tradición popular de Escocia, se esconden en el Océano Atlátnico y pueden surgir de las profundidades con fora de caballo o toro.

El lanzamiento coincide con la celebración a nivel mundial del Ardbeg Day que cada año clausura el Festival de Música y Malta de Islay y la destilería abre tradicionalmente sus puertas para dar la bienvenida a los aficionados y amigos de la marca de todo el mundo.

El Director de la Destilería, Michael Heads, ha señalado: "Con un sorbo o dos de Ardbeg Kelpie, los Ardbeggians y sus amigos tendrán la oportunidad de celebrar la extraordinaria profundidad de este whisky madurado en barricas del Mar Negro cuyas olas de algas saladas y cuerdas alquitranadas indican lo que podría esconderse bajo el mar...".

Ardbeg Kelpie

Se trata de una edición limitada creada para celebrar el Ardbeg Day 2017. Es el primer whisky de la destilería con un corazón madurado en roble virgen de la costa del Mar Negro. Reconocido por impartir notas de sabor increíblemente profundo, sólo unos pocos whiskies han sido madurados en estos barriles del Mar Negro. Casado con el sello de Ardbeg, el resultado es un whisky de increíble profundidad, que habla de sus lazos con el Mar Negro y las olas de sabor que sus barriles han creado. No está filtrado en frío y se embotella a 46 grados.

Color: Oro bruñido

Aroma: Una nariz maravillosa, intensa, con muchos aromas diferentes, entrelazados. Turba potente y aceitosa, chocolate negro, pescado ahumado, notas de algas y una curiosa nota de hierbas. Olas de pimienta negra picante. Un chorrito de agua trae algunas clásicas notas de Ardbeg, como el café cremoso. chocolate ahumado y resina de pino. Incluso algunos toques de coco ahumado.

Sabor: Un sabor apetitoso es seguido por un crescendo de ricos sabores. Caramelo de rico melocotón, café turco, tocino ahumado y un montón de chocolate oscuro. Una curiosa ráfaga de fruta, madera de nogal, aceite de clavo y una sugerencia de aceitunas negras en el retrogusto.

Acabado: Aparentemente duradero para siempre, con sabores profundos, casi subterráneos de clavo, alquitrán y toffee.

Ardbeg Kelpie 6