• La Sala Entrevinyes de Cellers Avgvstvs Forvm, escenario del 4º aniversario del colectivo 'Terra i Taula'
  • La cita gastronómica contó con la presencia del músico y periodista gastronómico, Pere Tàpias, que asistió como padrino del acto.
  • Aleix Mallofré, al frente de la producción de garbanzo de Cal Camat, entra a formar parte de la unión de productores y cocineros del Baix Penedès.

La Sala Entrevinyes de Cellers Avgvstvs Forvm fue el escenario escogido por Terra i Taula, unión de productores y cocineros del Baix Penedès, para conmemorar su 4º aniversario. Este año, el evento se acompañó de una muestra gastronómica con cuatro elaboraciones presentadas por los chefs de ‘Terra i Taula’ donde el protagonista fue el garbanzo, en deferencia al nuevo miembro de la entidad, el productor de legumbres de El Vendrell, Aleix Mallofré. Las elaboraciones fueron degustadas por una cuarentena personas que asistieron al acto y estuvieron maridadas con vinos de Cellers Avgvstvs Forvm, Jané Ventura, Sicus y Partida Creus.

El flamante padrino de 2016 de ‘Terra i Taula’, el periodista gastronómico Pere Tàpias, destacó la cocina como "punto de atracción hacia el territorio" y reivindicó el acercamiento entre el Garraf y el Baix Penedès, "dos comarcas con fuertes lazos en común”.

Ndp TerraiTaula

Sesión gastronómica

El garbanzo de Cal Camat fue el protagonista de las cuatro creaciones de los cocineros miembros del colectivo y fueron maridadas con vinos de los productores asociados.

El Restaurante Vell Papiol, elaboró ​​una alcachofa rellena de brandada de bacalao con crema de garbanzos, sobrasada, huevo, garbanzo hinchado y col kale. Una propuesta que fue maridada con un Xarel·lo + 100 de Cellers Avgvstvs Forvm.

La propuesta del Restaurante Lo Mam se basaba en un canelón frío de calabacín, relleno de garbanzo, bonito, ensalada de cangrejo y mayonesa wasabi. El vino elegido, en esta ocasión, fue Jané Ventura blanco selección 2.015.

El Restaurante “Ull de Llebre” apostó por una carrillera de cerdo con parmentier de garbanzos de Cal Camat, combinado con Sicus Monastrell.

La pastelería L’Obrador presentó la propuesta más dulce con unos buñuelos de garbanzo, acompañados con el vino dulce natural de la bodega Partida Creus.