La cerveza más antigua de Cataluña está más joven que nunca. 160 años no son nada. Y sino que se lo digan a las más de 20.000 personas que desbordaron las previsiones de los organizadores de Cervezas Moritz que se reunieron entorno a la mítica Fábrica Moritz de la calle Ronda de Sant Antoni para conmemorar su aniversario. El edificio se decoró para la ocasión y en su interior se realizó una sorprendente intervención artística que recogía la historia de la marca. Para sumar más gresca a la fiesta, Moritz ha vuelto a elaborar su clásica 'negra' siguiendo la tradición de 1927, una vuelta especial que tendrá continuidad según la acogida del producto en esta fiesta.  La fiesta en la calle se ha acompañado de tapas concebidas por el chef Jordi Vilà.

La fiesta se acompaño de grupos musicales para hacer bailar al público: Always Drinking Marching Band, Yes We Can-Can by Mistura, Divinas, La nave bruja, De Mortimers y DJ Hal9000.

La empresa, la cervecera más antigua de Catalunya, fue fundada por Louis Moritz, un joven alsaciano que llegó a Barcelona con el ánimo de hacer una cerveza con el estilo de su región de origen. La fiesta estuvo acompañada por el 'conseller' de Cultura, Santi Vila; la concejala del Eixample, Montserrat Ballarín, y la presidenta del Parlament de Catalunya, Carme Forcadell.

 

Los beneficios recaudados por la fiesta se destinarán a una oenegé del barrio de Sant Antoni, De Veí a Veí, que se dedica a ayudar a personas en riesgo de exclusión.