Cigonyes, Cigüeñas

“ Nuevos vinos….nueva actitud con la naturaleza”.

 Si, en realidad además de unos vinos perfectos en lo que respecta la relación calidad-precio, el grupo Perelada, ha presentado estos dos vinos cuyo nombre está dirigido a este animal, tan nuestro y que significa tanto en nuestras vidas como son las Cigüeñas.
 
Una colonia de Cigüeñas blancas que anidan en los jardines del famoso Castillo de Perelada han sido el objeto y motivo para iniciar esta andadura.

Pero y los vinos?...como son. Pues la verdad es que son realmente buenos y a la vez expresan , lo que siempre buscamos…”territorio”.

Se han elaborado dos vinos, con estas características:
 

CIGONYES BLANC:

vino elaborado a partir de la variedad autóctona Macabeo (90%) con un punto de Sauvignon blanc, que le aporta frescura y deja realzarse la Macabeo. Un vino muy fresco, frutal, y agradable, con unas notas herbáceas finas y un fondo especiado. Vino equilibrado y persistente a la vez que amable. Un vino ideal para comenzar este verano, como fiel acompañante de pescados, pastas, arroces y otros muchos platos.
 

CIGONYES NEGRE :

En este tinto volvemos a partir de una variedad tan tradicional en la zona como es nuestra Garnacha tinta (90%) complementada con un 10% de la mediterránea Syrah. En este caso el vino reposa en madera de roble francés unos cuatro meses lo que le aporta cremosidad y más equilibrio. Este vino puede sorprender mucho a la hora de degustarlo, ya que su combinación entre frutos rojos y negros en sazón, las sutiles notas de la crianza y su sedosidad en boca, lo hacen diferente.
 
Perfecto para los platos de mar y montaña, ideal para los guisos marineros, estupendo para las parrillas, fantástico para los quesos de vaca.
 
En definitiva dos nuevos vinos donde la Tramontana también ha marcado su carácter final.
 
JMR