Bueno, cuando hablamos de vinos nuevos y diferentes la mayoría son blancos y es que en nuestro país cada día se hacen mejores blancos, aunque nos falte algo o bastante de clima.


Pero en este caso, os hablo de un tinto, desde mi punto de vista muy especial .

El CRÁPULA SOUL, es un tinto, pero de un bodeguero que entiendea la prfección los  vinos de la estepa y me refiero  a este territorio maravilloso que es Jumilla y sus vecinos.

Un vino tinto, si, pero con una frescura que parece un vino más de noche y para la noche, sobretodo para estas noches que pronto darán comienzo, el las soleadas  y atractivas Ibizas y similar.

Pero hablando del vino este marca diferencias con su hermano en las variedades, en este caso hablamos de Monastrell + Syrah + Petit Verdot + Cabernet Sauvignon  + una seleección  manual de las uvas que se despalilan todas, sin estrujados, con maloláctica en depósito abierto. Bazuqueos manuales y delestages suaves que después pasa a unas barricas de roble francés nuevas de 300 litros durante 14 meses.

Bueno, hasta este punto todo perfecto, pero y el vino como se porta o como agradece todo este trabajo dedicado sólo a su calidad, pues yo creo que más que bien, de forma excelente y es que un vino tinto entre otras cosas debe de tener varias virtudes, una de ellas es equilibrio, finura, complejidad (según la edad) y sobre todo frescura , que el alcohol se note casi nada o que no se note, porque cada día los estilos prakenianos ( ahora ya cambiados) sufren más rechazo, y este vino tiene todo esto, es por eso que lo escribo , sobre todo porque me gusta.

Salud y vino.
Juan Muñoz