David Garrancho, Mejor Tirador Nacional de Cerveza.

La Embajada de la República Checa en Madrid ha sido el escenario del concurso organizado por Pilsner Urquell para seleccionar al Mejor Tirador Nacional de Cerveza. David Garrancho se ha llevado este galardón con el que representará a España en la Final Internacional de Praga y Berlín el próximo septiembre.

 David Garrancho mostró su destreza a la hora de enfrentarse al grifo de la cerveza Urquell y expuso también ante el jurado las bondades de esta auténtica cerveza pilsner que calificó de “insuperable”. Los otros tres participantes en esta final española fueron Diego Prada del restaurante La Balconada en León, Sebastián Ríos del Local Bar de Barcelona y María Parra de la cervecería madrileña El Boliche. Los cuatro finalistas se enfrentaron a diferentes pruebas para mostrar su destreza el arte de “tirar cañas” y poner de manifiesto sus conocimientos sobre la historia de la cerveza, sus ingredientes y su modo de elaboración. Todos en su pequeño discurso ante el jurado destacaron el sabor ligeramente amargo de la Urquell, su color dorado transparente y su baja graduación alcohólica, lo que a la hora de tomar “cañas” es toda una ventaja.

 El jurado que evaluó a los participantes estuvo integrado por el prestigioso cocinero Martín Berasategui; el excelentísimo embajador de la República Checa en España, Martin Kosatka; el periodista gastronómico Julio Cayuela; el director de calidad de Pilsner Urquell, Vojtech Homolka; y Antonio Hernández, ganador del Master Bartender Programme España 2008.


Martín Berasategui destacó “el gran nivel de los participantes no sólo en el arte de servir cerveza, sino en su conocimiento del producto y el gran criterio de todos ellos a la hora de apostar por una materia prima de calidad”. Vojtech Homolka, que también mostró su destreza a la hora de “tirar una caña”, destacó que en su país, la cerveza se tira con claridad y sin espuma, para luego dar presión y llenar la copa hasta arriba con un una finísima espuma blanca. Y todo ello sin derrochar ni una sola gota fuera de la copa.
   Con este galardón, Garrancho se ha convertido en el Master Bartender Español 2009, un galardón que podrá convertir en internacional en el concurso de septiembre y en el que concurrirán los mejores tiradores de 20 países. Hasta entonces tiene tiempo de seguir practicando aunque es de destacar que David tiene ya una dilatada experiencia en el mundo de la restauración, en el que dio sus primeros pasos de la mano de sus padres, quienes regentaban un establecimiento en la localidad guipuzcoana de Irún. Estudió hostelería en Francia y ejerció en París hasta que decidió cruzar el Atlántico para trabajar durante algunos años en Guatemala. A su vuelta al país Vasco puso en marcha el restaurante Andra Mari el barrio donostiarra de Gross en el que, además de disfrutar de las “cervezas mejor servidas de España”, se puede dar buena cuenta de la exquisita cocina vasca del siglo XXI.

 David se mostró emocionado y feliz por ganar el concurso y afirmó que intentará “no defraudar al resto de compañeros y demostrar, en la final de Praga y Berlín, que España es un país con una cultura cervecera cada vez mayor y que cuenta con una sólida base gastronómica que apuesta por la calidad de la materia prima como hace la cerveza checa Pilsner Urquell que, casi dos siglos después de su nacimiento, se sigue elaborando con los mismo ingredientes y métodos que en 1.842”
La edición española del Master Bartender 2009 ha contado con un total de 60 participantes que concurrieron a las eliminatorias previas celebradas en Barcelona, León, Madrid y San Sebastián y que, desde el pasado mes de abril, han afrontado sesiones prácticas y teóricas sobre el mundo de la cerveza, pruebas de tiraje y el examen de un cliente misterioso que ha visitado los locales de trabajo de todos ellos para ver cómo se desenvuelven en el día a día.