Descubrimos el marisco de Irlanda de la mano de Xavier Pellicer

Gracias a la situación de la isla de Irlanda, este país cuenta con gran cantidad de mariscos y peces que con el paso de el tiempo ha ido situándose como un producto de alta calidad

 
 
Para muchos Irlanda es el país de la carne y del whisky y poco se conocen otros productos. De hecho los mismos irlandeses rechazaron durante muchos años lo que el mar les ofrecía, llegando a considerar el pescado y el marisco como un producto para pobres; lo que en ocasiones les hizo pasar grandes hambrunas. 
 
Gracias a la situación de la isla de Irlanda, rodeada en gran parte por las  aguas siempre frías del Océano Atlántico y por el Mar de Irlanda, este país cuenta con gran cantidad de mariscos y peces.
 
Gran parte de la producción marítima sigue siendo para la exportación, principalmente a Francia y España.
 
Con el paso del tiempo el marisco irlandés ha ido situándose en el mercado como un producto de alta calidad, y así se pudo comprobar en esta presentación. Claudia Saumell y Cecilia Ruiz, responsables de Bordo Bia, fueron las encargadas de explicar las características, cualidades y sostenibilidad de los producto presentados.
 
 
 

 

Presentación en la Boquería de la mano de Xavier Pellicer

 
El pasado 14 de marzo organizado por Chefsbook se realizó, en el Aula Gastronómica del Mercat de La Boqueria de Barcelona, una degustación de mariscos y carnes de Irlanda a cargo de la  Oficina de Bord Bia en España, la empresa estatal irlandesa que se encarga de la promoción de los productos de este país en el extranjero.
 
 

El hasta hace poco Chef de Can Fabes, Xavier Pellicer elaboró en el mismo momento la mayoría de los platos, sorprendiendo a los invitados con  recetas como el "Tartar de carne de vieiras con cítricos y aceite de oliva","Colas de cigala salteadas al estilo Thai con hoja de lima, sésamo, pimientos, cilantro y brotes de soja fresca", "Navajas a la plancha con salsa verde","Cigalas  a la plancha aromatizadas con Romero”, "Nécoras al natural", "Vieiras a la plancha salteadas con guarnición de alubias del ganxet" y para finalizar una melosa “Carrillada de buey Angus al horno de baja temperatura". Pellicer ha mantenido vivo todo el sabor y la esencia de los productos irlandeses. 
 
 
Para completar esta degustación un maridaje muy curioso y sorprendente: gin tónics realizados con ginebra 5th cítrica en el caso del marisco y floral macerada con cardamomo, pétalos de rosa y violeta, granos de pimienta y anís estrellado para la carne.
 
En definitiva todo un descubrimiento de los sabores, y los aromas que nos ofrece la Isla Verde: Irlanda.