“ En la senda de la tipicidad”.


La tipicidad es parte de aquellos matices que todos los aficionados queremos encontrar en los vinos, pero que a veces nos damos cuenta de que un gran número de ellos, ni siquiera la han visto y es que no se trata tanto de que variedades lleve, que también, sino que en unión de las variedades el vino tiene que expresar aunque sólo sea un poco la particularidad el clima y como no de la tierra y eso suele ocurrir cuando las cepas suelen ser más viejas, y están como se suele decir más apegadas al terreno, o sea, expresión de territorio.
 
No se confundan, no estamos hablando de la calidad, que también, sino de la tipicidad que cuando se une a la calidad pues tenemos aquel vino que masticamos con dulzura y sensatez, o sea, que bebemos con delicadeza, pero que bebemos, ya que el vino se hace para beber y disfrutar y si tenemos la suerte de tener alguna cantidad pues guardamos para ver como se va formando el señor.
 
Bien, en la senda la tipicidad , seleccionamos en este ocasión el vino “GAUBANÇA, 09”, Vino de la DOCa Priorat, del pueblo de Poboleda (ojo a los vinos de vila o pueblo), corazón del Priorato histórico y con un coupage muy acertado donde se combina melosidad, maduración fruta roja y negra con acidez y frescura, y como observarán cada día los Prioratos están más controlados en su grado alcohólico, en este caso 13,55 vol. Y esto es muy bueno.
 
Hay ,pero cual es este coupage tan acertado, pues se trata de un vino marcado por la Cariñena, perdón Mazuela que comparte personalidad con la Garnacha tinta y que está sabiamente acompañado por la Merlot y la Syrah, pero ante todo son esos aromas que recuerdan a los minerales, al terruño, a la licorella , a la piedra seca en unión de las frutas muy maduras que cuando el grado es más bajo aparece mejor la frescura y es más agradecido su beber.
 
Salud y Priorat.
 Juan Muñoz