Gild International es una mezcla muy interesante, se ha convertido en Barcelona en el club de networking global de referencia. En el club se realizan encuentros culturales y empresariales.


Su ubicación en pleno centro de Barcelona en un pasaje muy tranquilo y carismático en un edificio catalogado de más de 150 años lo hace especial. El arquitecto Ildefons Cerdà diseñó este camino a partir de las casas unifamiliares de dos pisos adosadas frente a un pequeño jardín ya que la normativa limitaba la altura de los edificios. A este esquema inglés se le añade un programa decorativo de estilo Árabe característico de la época. Actualmente casi todas las viviendas de este magnífico pasaje han sido remodeladas como sedes empresariales y una de las más sorprendentes es Gild: con su magnífica biblioteca, distintas salas de reuniones tecnológicamente preparadas, sala Knowledge, espacios de trabajo individua, y un magnífico y sorprendente restaurante. En definitiva Un club de grandes empresarios
 
Restaurante Gild Si tenéis el placer de poder hacer una magnífica cena de negocios,cultural o una cata sorprendente en el Gild, enseguida os daréis cuenta de que os encontráis en un espacio íntimo en el que cuidan al máximo sus clientes. El Gild cuida sus platos con las técnicas más avanzadas y con un producto de máxima calidad, al tener pocas mesas se pueden permitir un cuidado extremo en cada elaboración.
 
Mariano gran cocinero es capaz de sacar el máximo partido a los productos que encuentra en el mercado presentándonos una magnífica concina de fusión, es capaz de convertir una patata en un gran manjar y de elevar a los mismísimos cielos una múrgula, un foie micuit o una vieira.


 

Si el mercado lo permite o el cocinero, no os podéis perder el magnífico atún casi crudo con una crosta especial que solo sabe elaborar Mariano ( con un corte excepcional), la presentación es también de lo más original, que mejor que mostraros una foto que en definitiva la comida también entra por los ojos. El atún y su elaboración certifica la inquietud por la materia prima y por plasmar la autenticidad del sabor. En según que platos la presentación nos permite abrir un telón de magia en el que todos los sentidos juegan sin perder la originalidad del sabor.

  

En según que platos la presentación nos permite abrir un telón de magia en el que todos los sentidos juegan sin perder la originalidad del sabor.
 
Recuperando sabores tradicionales no nos podemos perder sus magníficos ñoquis que se deshacen en la boca mezclando lo mejor de Italia y de la cocina catalana.



Tuvimos también el gran placer de comer un arroz de setas con brotes de guisantes que permiten establecer un magnífico contraste de melosidad y acidez.



En cuanto a la bodega Bacus estaría muy feliz de poder bañarse plácidamente en ella, con seguridad y variedad.
 
Los postres gozan de un especial equilibrio para el paladar y a la vez sencillez y originalidad.



http://gild-international.com/es
Gild International
Passatge Permanyer, 5
08009 Barcelona
T +34 932 726 921