Se encuentra en Túnez a las puertas de la antigua Carthago, coqueteando con el azul profundo del  mediterráneo.   En la encrucijada de las principales vías de África, Europa y el Oriente.

Cartago ha preservado durante 3.000 años la memoria de Dido, Aníbal, Escipión y César. Por ello, hace poco más de una década que se construyeron los hoteles The Residence, una referencia internacional para epicúreos en busca de un descanso donde la armonía, el ocio y la fastuosidad se combinan adecuadamente para ofrecer una sutil mezcla de espíritu Zen y glamour.

Por su ubicación y excelentes servicios, el Hotel The Residence Tunis se convierte en el punto de partida ideal desde donde descubrir estos dos grandes festivales tunecinos. Este hotel, que es miembro de la prestigiosa compañía “The Leading Hotels of the World” (Tel: + 34 915591750), ocupa una superficie de 8 hectáreas,  de las cuales más de la mitad son jardines que se extienden hasta la orilla del Mediterráneo. El edificio principal, de estilo árabe andalusí, alberga 155 habitaciones y 9 suites, con terrazas privadas con vistas al mar o a la piscina. Además, su estilo arquitectónico, que imita el de las cashbas del norte de África, protege a los huéspedes de las miradas indiscretas, ofreciendo al mismo tiempo vistas panorámicas sobre un horizonte verde propiciado por la flora de ese país. Algo que convierte al Hotel The Residence Tunis en un palacio de elegancia y sobriedad.

Cada detalle de la arquitectura y de la decoración está pensado con vocación de servicio, de tal manera que el encanto de la tradición se une a la comodidad de hoy en día. Con este espíritu conciliador, los impulsores de este proyecto trabajaron mano a mano con los arquitectos, contratistas y artesanos locales formando un equipo de creatividad internacional.

  En cada rincón del hotel se podrá deleitar los sentidos con el suave susurro de las fuentes, el juego de luces y sombras que embellece los arabescos de matices color  ocre y marfil, así como las tradicionales puertas de hierro forjado, el elegante mobiliario y las pinturas y esculturas, obra de virtuosos artistas locales.

Su cuidado interiorismo, hasta el mínimo detalle, también hace que este Hotel sea famoso por ofrecer el mejor y más discreto servicio gracias a su personal formado por 400 profesionales que se encuentra en todo momento a disposición del cliente para agasajarle con la conocida hospitalidad tunecina. El refinamiento en el trato, la personalización del servicio, la eficacia, la discreción y la sonrisa son los valores que se recalcan durante la formación que recibieren los 400 miembros del personal del hotel, capaces de dar respuesta a las necesidades de los huéspedes más exigentes. Desde el té de menta que se ofrece en la bienvenida, hasta las toallitas calientes perfumadas con flores de naranjo que se dan antes de cada comida, la dirección se enorgullece de ofrecer a sus clientes una incomparable recepción a la altura de la legendaria hospitalidad tunecina.

Y, sin lugar a dudas, uno de los principales atractivos de este hotel es el Thalasso-Spa "Les Thermes Marins de Carthage", que está integrado dentro del mismo y cumple con los altos estándares de calidad de la thalassoterapia europea, siempre supervisado por un equipo de profesionales altamente cualificados y plurilingües. El centro recrea la fascinante atmósfera de las antiguas termas romanas y los míticos hammams.

Desde tiempo atrás, Túnez es famosa por su larga tradición en el cuidado corporal, por lo que, hoy por hoy, es uno de los principales destinos en la costa mediterránea por su oferta de tratamientos de bienestar. “Les Thermes Marins de Carthage” se considera uno de los mejores spas estandartes en este ámbito.

La carta del Thalasso-Spa incluye una veintena de propuestas de tratamientos secos o húmedos, tanto personalizados como colectivos, donde  los clientes del hotel también pueden disfrutar de un Darphin Spa con seis lujosas cabinas donde someterse a tratamientos faciales y corporales. Y, entre tratamiento y tratamiento, nada mejor que disfrutar de la impresionante piscina interior cuya agua se mantiene permanentemente a una temperatura de 32°C.

Cuenta una leyenda que, hacia 1680, la princesa italiana de Nerola estaba "loca" por un perfume extraído de las flores del naranjo amargo, y que lo utilizaba en grandes cantidades para perfumar su vestuario y sus guantes así como la decoración y las tapicerías de su palacio romano. También solía bañarse con estas flores para perfumar su cuerpo. Al relacionarse la princesa con lo mejor de la sociedad italiana, este perfume, emblema de la familia Nerola, se puso de moda en Roma, y el nombre "Neroli" sirvió desde entonces para designar el perfume de esencia de flores de naranjo amargo.

The Residence Tunis ha escogido esta fragancia suave y delicada  para perfumar la atmósfera de glamour como impronta  del hotel. El vestíbulo y las habitaciones están perfumados con este delicado aroma, marcando así la  memoria de aquella princesa con gratos recuerdos de una estancia llena de serenidad.



 Sol, playa, golf, gastronomía, relax… pero también música, teatro y danza de todo el mundo es parte de lo que el Hotel The Residence Tunis ofrece a sus huéspedes durante todo el año. Y, en los meses del verano 2009, julio y agosto, ofrece también grandes eventos culturales: el Festival Internacional de Carthage y el Festival Internacional de Hammamet, ya que ambos celebran este año su 45ª edición y acogen a numerosos artistas internacionales.

El Festival de Carthage, ubicado muy cerca del hotel, se centra especialmente en la música, y este año presentará artistas provenientes de países tan dispares como Corea, India, Irak, Estados Unidos, Mali, Venezuela, y otros. Una de las figuras más conocidas que podremos ver actuando en este festival es el francés Charles Aznavour. Este festival se clausurará el 17 de agosto. El otro evento es el Festival de Hammamet, que reunirá a artistas de diferentes disciplinas, algunos de renombre internacional como son el guitarrista español Vicente Amigo y el director de cine serbio Emir Kusturica.
La pequeña ciudad de Hammamet está ubicada en la costa este de Túnez y es famosa por sus jazmines y se encuentra situada a tan solo 60 km de la capital.

Frente al hotel se encuentra The Residence Golf Course, un campo de golf de 18 hoyos diseñado por Robert Trent Jones II que alardea de ubicación idílica entre el mar y una laguna salina. Gracias al clima dulce y a los numerosos días de sol durante todo el año, este campo de 6.451 metros y con un recorrido de Par 72, ofrece a los jugadores una vía de escape total en cualquier época del año, vistas magníficas y propuestas de juego estimulantes.
 

 Gastronomía

Para ofrecer una cocina sabrosa, saludable y aromática, el hotel presta especial atención a la selección de los alimentos y apuesta por la utilización de productos orgánicos.

Además, cuenta con varios restaurantes y bares donde poder saciar nuestra sed y degustar la gastronomía tunecina e internacional, como es el caso del Rest. L’Olivier , abierto desde las 6h30 hasta la medianoche, que ofrece desayunos en forma de un extraordinario bufé libre en el que se puede degustar el tabuna (pan tradicional tunecino) y otros tipos de panes naturales recién horneados, una esponjosa tortilla de verduras de la temporada, crepes dorados con miel y apetecibles panecillos. Los menús para el almuerzo y la cena reflejan maravillosamente el arte de la cocina mediterránea.

El Rest. Li Bai, los misterios de China, está abierto desde las 19h hasta la medianoche, y cuenta con 2 comedores privados con un decorado de claustros, asientos lacados en rojo, delicada porcelana, obras artísticas y música serena, donde los Chefs de este restaurante nos servirán una amplia selección de los platos más refinados de la milenaria tradición culinaria china. El Rest. El Dar, da honor a la tradición árabe, y permanece abierto desde las 19h hasta las 23h. Cada noche, podremos descubrir de nuevo la hospitalidad de los hogares de Túnez, en los que los apetecibles olores de su cocina, de los tés de menta, y del suave, además del aromático sabor frutal de los narguiles, se entremezclan en un ambiente de lo más acogedor. El Rest. Neroli, cocina mediterránea del bienestar, está abierto desde las 10h hasta las 22h30 interior y terraza. 
Cada jueves por la noche, el atardecer del pescador, una gran variedad de pescados y mariscos frescos del Mediterráneo se preparan delante de nuestros ojos, de mil y una maneras distintas.

 Localizado junto a “Les Thermes Marins de Carthage”, el Neroli es un oasis de luz suave donde se puede disfrutar de una deliciosa variedad de platos ligeros, con el valor nutricional controlado. Desde la primavera hasta el otoño, el Neroli abre sus sombrillas en la terraza, donde residentes y visitantes pueden descubrir los productos naturales de Túnez y relajarse a cuerpo de rey.

 Además, tanto en verano como en invierno, los clientes pueden disfrutar, en varios restaurantes del hotel, de una cena tradicional tunecina al aire libre o bajo una jaima beduina, con música, canciones y danza, y la oportunidad de hacerse un auténtico tatuaje en henna. Un herborista les revelará los secretos de flores y plantas de la temporada. (Tambien, a petición del cliente, el nutricionista puede sugerir un programa de reajuste nutricional).

El Bar de la Piscina y Grill, siempre luminoso y relajante,

está abierto cada día, de Mayo a Octubre desde las 9h hasta la medianoche. Ubicado en una península rodeada por la laguna azul de la gran piscina, bajo la acogedora sombra de un gran toldo de madera, los clientes pueden degustar, entre zambullida y zambullida, sus deliciosas pizzas, las diferentes barbacoas, ensaladas y “crudités”. Al atardecer, un grupo de música en vivo anima las cenas bajo el cielo estrellado. También en Le Salon, podemos tener encuentros para tomar una copa ya que permanece abierto desde las 7h hasta las 1h. Se trata de un espacio confortable que está situado junto al vestíbulo principal, recubierto de alfombras y artesanados; un lugar de encuentro perfecto tanto para los huéspedes del hotel como para la jet set tunecina. Y, al atardecer, Le Salon se convierte en piano bar en el que las conversaciones se animan con la rica pastelería variada, con un capuchino espumoso, una copa del Muscat de Carthago, o una Piña Colada o un Margarita bien frío como cócteles del día.

Dirección:

  • HOTEL THE RESIDENCE TUNIS
  • BP 697 – 2070 – La Marsa
  • Les Côtes de Carthage (Tunisie)
  • Tel: +216 71 910 101
  • Fax: +216 71 910 144
  • E-mail : Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • http://www.theresidence.com