Hotel y Restaurante: LE MOULIN DE CONNELLES

“Un tranquilo refugio francés para verdaderos gourmets que buscan el relax en un antiguo molino”


Cuando el viajero se acerca a este viejo molino resulta evidente que su destino estaba ya escrito de antemano. Escondido entre los meandros del río Sena, a tan solo una hora en coche desde Paris o desde Deauville, su singular belleza ha sobrevivido el paso del tiempo probablemente gracias a esa ubicación un tanto alejada de la mirada del curioso. Cuenta su historia que los primeros vestigios del molino datan de 1683 y que era propiedad de la Baronia de Heuqueville. El edificio, construido sobre el rio Sena era en realidad una herramienta de trabajo; un molino destinado exclusivamente a moler trigo de los vasallos de la Baronia, siendo los molineros los intermediarios obligados entre la nobleza local y los trabajadores de la tierra. Estos molineros eran muchas veces muy ricos pero también muy vulnerables sobre todo durante las crecidas del río Sena y también en época de guerra ya que eran los primeros en ser atacados y saqueados.
 
En cualquier caso, “Le Moulin de Connelles” adquirió fama por su buen trigo y el negocio prosperó de tal forma que en 1834 al molino se le había añadido una casa y un almacén, todo ello propiedad de Jean Louis Vallet, el entonces alcalde del pueblo. El viejo molino se transformó así, siguiendo el paso de los años, en una gran mansión conocida con el nombre de "Château de Connelles", "Castillo de Connelles", que pasó de dueño en dueño hasta ser adquirido finalmente por Hubert Petiteau quien lo renovó y reconvirtió en hotel y restaurante. Un pequeño pero acogedor hotel de tan solo 12 lujosas habitaciones que son exclusivamente para “no fumadores”.
 
Una piscina exterior climatizada linda con el hotel, con solárium, y dos terrazas, además de un amplio jardín que se encuentra rodeado por el río Sena. Hay barcas y bicicletas de recreo que están a disposición de los clientes. Los visitantes encontrarán muy cerca 3 campos de golf internacionales y una escuela de equitación próxima. Un bonito salón privado con vistas al parque y al río para reuniones familiares y para organizar todo tipo de seminarios.
 
Volviendo al hotel, decir que cuenta con 6 Suites y Junior Suites, y 6 habitaciones con vistas al Sena, todas enmoquetadas y muy cálidas, a la vez que cómodas y amuebladas con gusto y armonía. Las paredes se revisten de madera y están decoradas con cortinas combinadas de diferentes tonalidades y estilos. Todas las suites disponen de románticos jacuzzis en un baño amplio y confortable.
 
Hoy en día, la responsable de este magnífico lugar es su hija Karine quien se esmera para que “Le Moulin de Connelles” continúe figurando, año tras año, como establecimiento recomendado por guías tan exigentes y prestigiosas como lo es la Guía Michelin. Su magnífico restaurante, uno de los más refinados de Normandía, está situado directamente sobre el río y decorado en un estilo clásico pero con cierto aire de actualidad. Los tonos son cálidos, las maderas de roble, los sillones estilo Louis XV, apliques de cristal de Baccarat, candelabros de plata, relojes antiguos de pared y una gran chimenea abierta ponen de manifiesto que todos los detalles de este comedor están minuciosamente pensados para ofrecer elegancia e intimidad. Y si a todo ello añadimos una terraza acristalada sobre las aguas del Sena entramos de lleno en un sueño hecho realidad para cualquier comensal dispuesto a disfrutar de una cena romántica.
 
El trato fue desde el primer momento exquisito y para abrir boca un pequeño aperitivo frente a la chimenea; el coctail de la casa (sidra con Cassis) servido por el malagueño Karin, y acompañado de pan de hojaldre con sésamo, pollo con salsa de almendras y mousse de queso. Pequeñas "delicatessen" destinadas a abrir nuestro apetito antes de echar un vistazo al menú. El joven chef Christophe Charcosset, al igual que todos sus grandes maestros, diseña su oferta culinaria teniendo en cuenta los productos del mercado que lógicamente cambian según la temporada.
 
Está claro que ante este menú hay que relajar el paladar y dejarse sorprender. Cada plato es de una belleza singular y su sabor pone sin duda de manifiesto el buen quehacer de Christophe que combina a la perfección lo que en cocina podemos entender por clásico y el toque peculiar de la innovación. De aperitivo una crema de guisantes con "tartare" de verduras seguido de uno de esos platos que ha pasado de humilde a convertirse en una obra de arte gourmet. Nos referimos al "ajoblanco", acompañado en esta ocasión de pequeños trozos de piña, pasta de aceitunas, ciruelas y una reducción de vino caramelizado. Un plato sobradamente conocido en gran parte de nuestra Andalucía y Extremadura que pone de manifiesto el vínculo ente España y Francia en el restaurante “Le Moulin de Connelles”. Aún así no debemos olvidar que todo apunta a que estamos ante un plato que seguramente saborearon antaño los romanos ya que todos sus ingredientes forman parte de la tradición culinaria de aquel Imperio.

 

El segundo no es menos sorprendente. Sobre el plato, distribuido en perfecta armonía, está el bacalao con tarta de calabacín, espuma de zanahoria y salsa de curry. Una explosión de sabores para nuestro paladar que acompañamos con un vino blanco “Chardonay”. Al pescado le sigue la carne. Un turnedó de pato regado con salsa de naranja y crema de batata. Sobra decir que hemos cambiado de vino, del blanco pasamos al tinto, "Domaine de Nalys".
 
En una comida gourmet de estas características no puede faltar un buen postre. En este caso dos; un refrescante helado de Fruta de Pasión con Tarta de Mango y Coco y el "Sable Bretón", crema de café envuelta en galleta con Mousse de Whisky. Esto es solo una pequeña muestra de las delicias de la cocina del restaurante “Le Moulin de Connelles” que además ofrece un excelente café y como no una buena copa de Calvados. Estamos, que no se nos olvide, en la tierra de las manzanas donde el destilado de esta fruta se convierte en un auténtico placer.
 

  • Dirección: Hotel & Restaurante “Le Moulin de Connelles”
  • 40 Route d´Amfreville-Sous-les-Monts 27430 Connelles
  • Tel: + 33 2 32 59 53 33
  • www.moulin-de-connelles.fr


Texto: Elisabeth Norell Pejner Fotos: Rafael Calvete Álvarez de Estrada