La Estrella, la cocina de siempre a la máxima potencia

Releyendo el libro 'Star '(El sueño de una estrella) de Danielle Steel, novelista que sabe trasmitir emociones y conflictos humanos, apareció en mi memoria lúdico - culinaria el restaurante La Estrella, ubicado frente a la parte lateral de la Estación de Francia. Un espacio medio olvidado por la sociedad actual barcelonesa y que en mi infancia era como un universo de imaginativos viajes: con distintos convoyes tirados por máquinas que soltaban chorros de vapor, sus pitidos ensordecian y la gente se entrecruzaba, dándose golpes con las maletas duras y repletas de pertenencias, ánimos de esperanza para los que llegaban y algunos otros que se marchaban con la imagen apesadumbrada buscando otra oportunidad. 
Calles de bullicio, cercano al barrio de El Born, limitando con la Barceloneta, los grises vigilantes policías del Gobierno Civil, carretillas, carretas y porras. Vaya mezcla. Ahí está, en el centro de una esquina, La Estrella, la cocina de siempre a la máxima potencia.

Productos de calidad. Platos clásicos
No ha cambiado su espacio reducido pero hay muchos ventanales que, claro está,  el interior se observa muy limpio y con la tenue luz diurna el ambiente es acogedor y relajante.
Su cocina es la suma en el buen hacer de sus ancestros y las buenas intenciones de agradar a una clientela que, a pesar del cambio, entre la cocina 'tecnoemocional' o 'molecular' y la ' fast food ' o 'burguer' está la que nos ha gustado siempre y aún más ahora porque mejoran las elaboraciones potenciando la calidad de los productos y aligerando su cocción tal como lo hacen con los platos clásicos  de la casa.
La oferta ofrece hortalizas y verduras con presentaciones muy espectaculares como un tomate trinchado al estilo de un 'tartar' o un salteado de guisantes y espárragos delicioso.
 
El pescado y marisco lo reciben de Deltebre, con una referencia especial de 'canyots' ( navajas de tamaño pequeño) sabrosos, tiernos y muy gustosos ya que los saltean con frutos secos (avellanas) que resultan distintos y apetitosos.  Los bacalaos en sus diferentes preparaciones son una delicia por dominar más  los de cierta inventiva que los tradicionales. Hacen un 'allí cremat' soberbio.
Los pescados frescos también del Deltebre. Varían según  el mercado. Compartí  un 'peix de Sant Pere' al horno perfecto en su cocción y eso que en el comedor no quedaba una mesa y a veces con el completo puesto, en la cocina les pilla el toro.... pues no. Perfecto y meloso.
Otros platos clásicos  como la 'tripa amb cigrons' son de pan y moja. Sobre el queso les recomiendo que se dejen aconsejar y prueben, hasta aquí  puedo contar.
 
Postres espectaculares
Los postres dulces  son una especialidad muy bien resuelta y hay una sinfonía  de texturas, sabores y colores que enloquecen a más de uno y de muchas.
Para mi personal modo de entender la tan favorable situación de la cocina puede que el restaurante adolezca en variedades de vinos y cavas. No es suficiente la oferta comparado con el esfuerzo que se debe hacer para completar con éxito  absoluto el maridaje con el menú  que ofrecen.
 
Por cierto...el propietario es el jefe de sala que canta a viva voz las especialidades del día con una personalidad innata en él. Hace y deshace de buenas maneras. Su explicación correcta de la oferta es incluso la historia: desde cuando hacen el plato en questión. Su presencia -y termino con el libro 'Star', recuerda a muchos protagonistas de la época  dorada de Hollywood aunque sin el añadido de las aventuras con actrices ni con 'estrellas'. 
Servicio profesional, familiar, discreto.
 
Estrella1
 
.... ¿cuándo regresaré?
Pasado el verano. La nueva carta de otoño promete y las setas en esta casa prometen.
 

Restaurant LA ESTRELLA

Carrer Ocaña n. 6

Barcelona

Telefonica 93 310 27 68