“El hermano menor que realza al mayor”
Todos los grandes vinos y todas las grandes bodegas tiene su hermano menor, lo que ocurre es que en algunos casos poco le tiene que envidiar el menor al mayor, sino que a veces lo que hace el vino menor es enaltecer y aumentar la calidad e imagen del vino mayor.

Este es el caso de las bodegas Viñas del Vero y del Vino “LA MIRANDA DE SECASTILLA”.
Vino que nace en un paraje bello y silvestre, soleado que combina el frio que viene del pirineo con la calma que llega desde el Mediterráneo.
En este paraje crecen las viñas de Garnacha, Syrah y la autóctona y recuperada Parraleta.
De estas uvas se compone este singular vino, un coupage de proporciones exquisitas, que se nota cuando se degusta el vino. Como siempre esta bodega une, tierra, viñas, técnica y enólogo en una sinfonia de seriedad que marca la personalidad de todos sus vinos.
La Miranda es un pago (viña) situada en la parte mías la norte de este Valle de Secastilla, de donde proceden la mayoría de las uvas, aunque una parte de estas uvas también proceden de las viñas limítrofes como son los pagos de Prudencia, Lamata y La Pirámide. Lo que se puede exponer como un vino de pago.

El MIRANDA DE SECASTILLA, es un vino un tanto diferente, ya que une la fruta y calidez de la Garnacha con la frescura, frutal y especiada de la Syrah, que en unión de la Parraleta le da un carácter entre mediterraneo y alpino.
Pero también en un vino es importante su precio, y en esta caso el precio es inmejorable, ya que es un vino que sale de bodega sobre los 10-€
Es un vino con una crianza en roble de unos 8 meses, crianza corta que respeta la fruta en barrica de roble francés de segundo y tercer año.

Vino para beber ya, es ideal para acompañar todo tipo de carnes, así como asados, arroces mixtos y sobre todo servir entre 14-16ºC, si lo desean también se puede decantar