Las sopas únicas de café Saigón

El vietnamita de María de Molina (Madrid) incorpora a su carta ocho tipos de sopas orientales, sabrosas, contundentes y muy completas, que pueden disfrutarse este invierno incluso como plato único 

 Es uno de los platos más antiguos del mundo y el reconstituyente por excelencia para el cuerpo y el espíritu cuando baja el mercurio. Pero la sopa puede ser mucho más que un caldo con fideos. Aunque en Madrid apenas conocemos la Miso y la sopa Wonton, lo cierto es que en Asia existe una gran variedad de recetas populares tan sustanciosas y nutritivas que pueden tomarse incluso como plato único o con un entrante para compartir y un postre, según el apetito. Una variedad que recoge ahora el vietnamita de María de Molina en una carta que incluye ocho tipos de sopas chinas, japonesas, vietnamitas y tailandesas tan apetecibles y exóticas que se antoja una por día y que, además de recargar las pilas, introducen al comensal en el sabroso y desconocido mundo de las sopas orientales.
 
Un espectáculo de colores, sabores y texturas es lo que ofrecen las nuevas sopas de Café Saigón, algunas de ellas muy difíciles de encontrar en otros restaurantes asiáticos de la capital. Las hay japonesas, a base de Udon (los fideos gruesos de harina típicos de la cocina nipona) y acompañados con albóndigas de gamba y espinaca o con huevo, setas japonesas y jengibre; chinas, como la de fideos finos de arroz con carne de cerdo, verduras y guindilla picante, y cantonesas, elaboradas con tallarines de trigo y acompañadas, una con langostinos, calamares y viera, y otra con pato asado y raviolis wantun de gamba. Para los paladares más ‘picantes’ también hay sopas tailandesas: la Tom Yam Cum, la más típica de la cocina Thai, con fideos transparentes, pollo, tomate cherry, cilantro y lemon grass, y una de creación propia con leche de coco, curry y marisco. Aunque sin duda alguna, la estrella de la casa es, como no podía ser de otra manera, la sopa vietnamita Pho Bo, el plato nacional de Vietnam con noodles, solomillo de buey y cebolla frita.
 
Todas ellas pueden disfrutarse tanto a medio día como por la noche de lunes a viernes en el restaurante o para llevar, por un precio de entre 8 y 10 €. Son ideales para tomar solas en una cena ligera, ya que no tiene nada de grasa, para un almuerzo rápido o como plato principal de una comida más extendida acompañándolas de uno o varios entrantes como la ensalada de fideos transparentes con vieiras, los rollitos vietnamitas imperiales o los Dim Sun variados a la plancha de Café Saigón.

  • Dirección: María de Molina, 4 –esq. Castellana, 66
  • Teléfono: 91 563 15 66
  • Horario: de lunes a domingo de 13:30 a 16:30 h. y de 20:30 a 24:30 h.
  • Web: www.cafesaigon.es

 
Un articulo de Frederic Sala