Los vinos blancos y rosados marcan tendencias este verano

Según los resultados del estudio "Los e-shoppers europeos de vino" elaborado por vente-privee.com, en España el vino se asocia con el gusto por reunirse para pasar un buen rato y salir, algo típicamente de los meses estivales. Además, como en toda Europa, la mayoría de los e-shoppers de vino españoles consume vino sobre todo con las cenas, o con las comidas del fin de semana. Especialmente, más del 60% manifiesta que les gusta tomarlo en un bar o terraza.

En los meses de verano, los españoles vamos abriendo hueco a los blancos o los rosados. De hecho, el 41% los consume más durante los meses de calor ya que admiten muy bien el servirse fríos.

Ahora bien, tres de cada cinco españoles manifiestan no abandonar el vino tinto en la época estival –frente al 37% en el resto de Europa- y lo incorporan a preparaciones tan típicas como tradicionales en nuestra cultura como el tinto de verano o la sangría, sirviéndolo más frío que en el resto del año en un 33% de los casos en que lo consumimos.

A la hora de adquirir un vino, el 85% consulta previamente el nombre de la bodega y el 81% se fija en la variedad de la uva. Aunque a la hora de decidirse, tiene peso la opinión de su gente de confianza cuya opinión tienen en cuenta en casi la mitad de las ocasiones y casi un 20% más que el resto de europeos.