Mortadela ibérica

Tal vez muchos recuerden ese comentario real o inventado en que unos novios para abaratar el presupuesto del convite de su boda le piden al maître que cambie el melón con jamón por piña con mortadela.
Bien pues tal vez desde ahora ese cambio ya no resultará tan económico o si más no, no afectará tanto al paladar.
Todo se debe a la decisión de la firma italiana Negrini, productora, importadora y distribuidora de productos gastronómicos italianos de alta gama en España y de la salmantina Carrasco Guijuelo, marca de ibéricos líder en ventas e innovación en Guijuelo, que han decidido crear la primera mortadela de Bolonia elaborada con cerdo ibérico. Un producto gourmet para toda la familia.

Se trata de un producto ibérico, 100% natural, de producción limitada y numerada que Negrini elabora en Italia respetando la manera tradicional de hacer la auténtica mortadela de Bolonia, pero "sustituyendo los cortes nobles -como la paleta y la carrillada- de cerdo blanco italiano por los de cerdo ibérico de Carrasco Guijuelo. A esta carne se añaden especias naturales -como sal, ajo, pimienta negra, cilantro, cardamomo, nuez moscada y clavos- y después se cuece de la forma más tradicional en estufas de ladrillo natural.
Detalle mortadella ibricaEn la cata de Mortadela dirigida por Nicoletta Negrini y Francisco Guijuelo (curiosamente ambos cuarta generación de sus marcas) en el espacio Antoni Miró de Barcelona, pudimos comprobar que esta mortadela ibérica ofrece unos aromas más intensos y una permanencia del sabor más duradera, características propias del cerdo ibérico.
Para ellos esta Mortadela Ibérica puede llegar a inspirar todo tipo de platos de alta cocina.
Este embutido innovador llega al mercado en una producción única de 100 unidades de 10 Kg. de venta en tiendas especializadas, tanto en España como en Italia, con un precio de 35 €/Kg. aproximadamente.

La empresa Negrini, nació en 1955 en Renazzo di Cento (Italia), comenzó elaborando embutidos en Italia, utilizando y seleccionando siempre la mejor materia prima de calidad. La tradición gastronómica italiana y hacerla llegar a todo el mundo ha sido uno de los objetivos primordiales de la firma.
Negrini España nació en 1990 de la mano de Nicoletta Negrini con el objetivo de importar a la Península Ibérica, además de las más de 100 referencias de embutidos familiares los mejores productos gourmet italianos que ellos mismos seleccionan.
Carrasco Guijuelo, con más de 120 años de tradición familiar, es actualmente una empresa líder en embutidos de Guijuelo, líder en ventas y en innovación. Y una de las sólo 5 empresas que producen productos ibéricos de su propia piara de cerdos en Badajoz.
Como siempre será finalmente el consumidor el que decida el éxito o el fracaso del producto.
Pero de momento hay que dar la bienvenida a este nuevo e innovador embutido con el sello de calidad de la casa italiana Negrini y la mejor materia prima de la firma salmantina Carrasco Guijuelo.