“Transparencia,… elegancia…, feminidad,… intuición,…”
Bien, como siempre se escribe de vinos o sobre vinos y gastronomía y muy poco sobre ginebras, aunque mucho de gintonics, yo he decidido hacer este artículo ya que, desde mi punto de vista, estas tres gracias, lo merecen.
 
Hablo de las ginebras, o mejor dicho de los “Gins” siguientes: Grenall´s, Berkeley Square y Blomm.


 
Estas tres ginebras creo que representan la esencia de lo que debe de ser una ginebra hoy día y es que en la actualidad los gustos y sabores han ido cambiando a notas más perfumadas, sin perder la esencia original….sin perder esas notas de enebro en unión de los cítricos que aportan esas notas tan nuestras , tan mediterráneas y ligeramente terrosas que recuerdan el romper del azahar en muchas ciudades de España, mayoritariamente en Andalucía y el Levante.

 
Sin lugar a dudas los cítricos, la almendra, el azahar y como no el enebro son aromas y botánicos que los tenemos grabados en nuestra memoria cultural , gastronómica e incluso en lo más profundo de nuestro ser, no hemos de olvidar que el olfato es el sentido que primero desarrollamos los mamíferos y que los diferentes aromas nos pueden condicionar nuestra vida.
 
Volviendo a estas tres ginebras, esa gama o paleta aromática es lo que más me atrae de ellas, porque claro, si hiciéramos la pregunta de - a que le huele a uste una ginebra?? - moderna, de las de hoy, creo que la mayoría dirían lo mismo, pues a enebro, perfumada, fina, agradable, etc… pero yo creo que con eso no basta ya que hay que profundizar más, sobre todo cuando se trata de grandes ginebras o de las calificadas como Premium o Superpremium.
 
Bien, de una forma o de otra lo importante es saber que nos encontramos antes tres ginebras que marcan tres estilos, tres formas, tres momentos, tres tipos de personas, incluso tres estados de ánimo.
 
Empezamos con la más práctica, la más de consumo diario siempre con control, porque de lo que se trata es de disfrutar, sino es así, por favor no tome nunca alcohol. Mi idea es que se sepa disfrutar del momento y de los productos.
 
Pero bueno cual es esta primera ginebra, pues se llama GRENALL´S-Transparencia y frescura ; ya en su nueva presentación sus colores que combinan el verde y el amarillo que reflejan frescura, mediterráneo, campos de cítricos, etc…. En sus aromas vemos que dominan el Enebro, el Limón y el Orris, que aporta esas notas terrosas , pero que en unión de otros botánicos como el cilantro el regaliz y la almendra, hacen la unión perfecta para que mientras saboreas un buen gin tonic tengas la sensación de estar en un barco viajando por el mediterráneo más del sur.
 

 

Y la segunda gracia, como se llama……., pues se trata de BERKELEY SQUARE- Elegancia: aquí , en esta exquisita ginebra volvemos a tres botánicos que marcan su personalidad, pero ¡¡¡que personalidad¡¡¡, diríamos que es de aquellas personalidades profundas e intensas que combinan la intensidad con la elegancia; bien a la nota tradicional del Enebro unimos los botánicos de Albahaca, Lavanda y Lima Kafir , con estos botánicos seguimos en el mediterráneo más profundo , donde la Lima-Kafir nos aporta esas notas más orientales, que marcan la unión entre los dos continentes, oriente y occidente. También nos adentramos en el mundo de la sugestión que marcan las especias (Cubea), sutileza y misterio, esta es la sensación que tengo con la degustación de esta ginebra tanto sola en copa y leve aromatización con corteza de pomelo o bien con un gin tonic.
 

 

Llegamos a la tercera sin olvidar que cada una de ellas es diferente en si y ofrece posibilidades diversas de disfrutar, no obstante si que es algo muy especial, se trata de BLOOM-Feminidad, intuición, carácter. Me gustaría que no se confundiera nadie y que con esta opinión no se enmarque esta gran ginebra para un tipo de público u otro, sólo hay que leer con atención y verán como su calificación y lo que a mi me sugiere no tiene nada que ver con los sexos, si que es verdad que esta ginebra tiene algo muy especial y eso le ocurre a los vinos que están elaborados por mujeres, como es el caso de esta ginebra y es que tienen un perfil diferente, una personalidad más marcada y que pueden viajar desde la virilidad a la feminidad, en un viaje marcado por el placer, que al final es lo más importante. La Bloom está marcada además de por un Enebro con unos aromas frescos y naturales de Camomila (relajación mediterránea), Madreselva (ambigüedad perfumada) y Pomelo Chino (exotismo y frescura oriental) , en unión de la sutileza de la Angélica, la fuerza del Cilantro y el punto especiado de las maderas que aporta la pimienta de Cubea, toda una intención de aportar placer y relajación, que sentimos al tomar esta ginebra sola en copa ancha con corteza gruesa de cítricos como limón amarillo, si es posible recién cogido del árbol, vale la pena, o bien con el clásico pero especial gin tonic . Pero vale cualquier agua tónica, pues no, lo importante es que hemos e huir un poco o un mucho de estas tónicas demasiado perfumadas, para eso tenemos estas tres grandes y diferentes ginebras, hemos de ir a buscar unas tónicas que nos aporten dos notas bien claras como son el cítrico de un fresco carbónico y el amargo natural de la famosa “chinchona” o quinina, siempre en unión o como base de un agua de finas y cremosas burbujas.
 
En este caso ….salud y gin.
Juan Muñoz Ramos