Palacio de Cutre, un viaje por la gastronomía asturiana

El establecimiento asturiano es el punto de partida perfecto para realizar tres rutas gastronómicas y descubrir la variedad culinaria del Principado.

 Con la exuberante vegetación de los valles asturianos de fondo, en un ambiente único y relajado, tres itinerarios diferentes te llevan a descubrir la diversidad gastronómica de Asturias, tomando como punto de partida un antiguo palacio del siglo XVI convertido en hotel; el Hotel Palacio de Cutre.
 

Entre la Sierra del Sueve y el Valle del Río Piloña, en Infiesto (Asturias) se encuentra el Hotel Palacio de Cutre, un palacio del siglo XVI convertido en un establecimiento de cuatro estrellas decorado al más puro estilo provenzal.

Cuenta también con un prestigioso restaurante, ubicado en el antiguo llagar del palacio, que pertenece al selecto club ‘Mesas Asturianas’. Caracterizado por una cocina tradicional basada en productos de gran calidad, este Restaurante es el comienzo de tres propuestas culinarias que descubren al visitante el universo gastronómico del Principado.
 

A escasos minutos del Hotel Palacio de Cutre, la Ruta de Las Estrellas nos descubre los restaurantes de la zona con mayor prestigio.



En la subida al mirador del Fito desde Arriondas se encuentra Casa Marcial, regentada por el prestigioso cocinero Nacho Manzano. El establecimiento, que combina innovación y tradición, es el único restaurante en Asturias con dos estrellas Michelín. También en la localidad de Arriondas, José Antonio Campoviejo lleva El Corral del Indiano, restaurante de gran creatividad reconocido con una estrella Michelín.
 
La Ruta por la Asturias Tradicional nos lleva desde el Hotel hasta el pueblo de Sirviella, entre Cangas de Onís y Arenas de Cabrales, donde se realiza La Ruta de Pepín, una ruta por la aldea con un guía que narra la evolución histórica del modo de vida de los agricultores y ganaderos de la zona, así como el proceso de elaboración de la sidra y los quesos. Además, se celebrará una espicha, fiesta gastronómica Asturiana. La ruta culmina en El Molín de Mingo, casa de comidas tradicional en un paraje recóndito entre Arriondas y Ribadesella, donde el cliente podrá degustar fabada asturiana, cabrito, tortos de maíz, jabalí, etc.
 
Otro de los itinerarios que se pueden realizar desde el hotel, conduce al visitante hasta el mismo Japón. Partiendo en dirección hacia Borines y el Alto de la Llama, se encuentra la aldea de Fuentes, donde está Fonte la Lloba. Sus propietarios, Eduardo y Keichi, nos deleitarán con la auténtica comida japonesa, en el marco de una casa Asturiana y con vistas al tradicional paisaje del Valle del Río Piloña.