Milmanda 2011 obtiene la segunda posición en la categoría de vinos blancos

Los 35 sumilleres finalistas de la última edición de La Nariz de Oro 2014 han elegido Perpetual 2011 como el mejor vino tinto de España de más de nueve meses, dentro del certamen 'Los Mejores Vinos de España'. De los casi 150 vinos que competían en 7 categorías distintas, el vino estrella de Torres Priorat ha obtenido la primera posición de su categoría, mientras que otro de los vinos icono de la familia Torres, Milmanda 2011, ha sido reconocido como el segundo mejor vino blanco.

El certamen se celebró a mediados de junio, coincidiendo con la final nacional de la Nariz de Oro, que organiza la revista especializada Vino+Gastronomía para premiar al mejor sumiller y que este año recayó en Iván Martínez Hierro, de La Tienda Colmado en Medina del Pomar, en Burgos.

Además de los sumilleres participantes en la Nariz de Oro, quienes también han premiado recientemente Perpetual 2011 han sido las mujeres, en el concurso 'Los vinos favoritos de la mujer', que organiza la Asociación de Mujeres Amigas del Vino (AMAVI) y que tiene como peculiaridad que el jurado, tanto en la fase profesional como en la de aficionados, está compuesto únicamente por mujeres.

Perpetual, que nace como homenaje a los vinos de guarda, se elabora a partir de uvas de la variedad cariñena y un pequeño porcentaje de garnacha, seleccionadas por Mireia Torres, 5ª generación de la familia Torres, y Jordi Foraster, enólogo de la bodega que Torres tiene en El Lloar. Proceden de cepas viejas, de entre 80 y 100 años, cultivadas en costales en forma de vaso, capaces de elaborar vinos que expresan el carácter de esta tierra en todo su esplendor.

En cuanto a Milmanda, se trata de un vino de la Colección de la Familia Torres elaborado con chardonnay, que envejece durante 12 meses en barrica de roble francés. El castillo de Milmanda formaba parte de una ruta de castillos medievales que daban cobijo a los cristianos en tiempos de reconquista, donde se retomó el cultivo de la vid cuando llegó la paz a estas tierras en el siglo XII. Al pie de este castillo la familia Torres cultiva hoy la variedad chardonnay con la que se elabora este preciado vino.