Una cata de una quincena de recetas catalanas de principios del siglo XVIII, sirvió hace pocos días para presentar el proyecto 'Cuina  1714'. El proyecto 'Cocina 1714' incorpora el elemento gastronómico en la Ruta 1714, un itinerario patrimonial y cultural que gestiona la Agencia Catalana de Patrimonio Cultural, y que forma parte de los actos de conmemoración del Tricentenario.

 El objetivo del proyecto es que el mayor número posible de restaurantes del territorio puedan ofrecer en sus cartas estas recetas, que han sido actualizadas por el chef Sergi de Meià. La modernización de este recetario se ha realizado teniendo en cuenta la producción de determinados productos, los gustos actuales de la población y la necesidad de hacer una propuesta económicamente rentable para los restaurantes que quieran adherirse al proyecto 'Cocina 1714' y también para las personas que quieran cocinar en casa

De esta manera todos los visitantes de la 'Ruta 1714' (que contempla los principales escenarios de la Guerra de Sucesión en Cataluña) podrán mejorar la experiencia turística de la ruta saboreando las recetas típicas de la época. Los restaurantes que se adhieran al proyecto lucirán un distintivo específico y podrán elegir entre un total de 22 recetas de platos típicos de principios del siglo XVIII que se han recuperado gracias a un estudio riguroso de investigación histórica coordinado por la Fundación Instituto Catalán de la cocina y de la Cultura Gastronómica (FICC).

 La alimentación en Cataluña durante el siglo XVIII se basaba en tres alimentos básicos:

  • El pan, de diferentes calidades y tipos de cereales
  • El vino, de mala calidad
  • La carne, básicamente de aves o de ternera, que era un producto más exclusivo y que se cocinaba asados​​, con relleno o la olla

Durante esta época también se empiezan a utilizar nuevos productos procedentes de América, como el cacao; la patata, que inicialmente se consideraba un alimento para los animales; el pimiento, y el tomate que, sofrito, es la base de la gastronomía catalana.

También comían fruta, tanto fresca como seca, combinada con postres dulces, y se generaliza el café.

El orden de las comidas era muy diferente a la actual, los platos se llevaban todos a la mesa pero, se servían por este orden: las frutas y las ensaladas; los caldos o platos con salsas; los asados ​​y los platos a la parrilla, y los postres.

 lgunos de los platos más comunes de la época son:

  • Sopa y cocido
  • Escudella de calabaza
  • Huevos revueltos con tomate, ajo y perejil
  • Pescados en escabeche

En la elaboración del Tast 1714 para presentar el proyecto, han colaborado el Gremio de Restauración de Barcelona, la Asociación Cardona Cocina (Sabors 1714), el Gremio de Panaderos de Lleida, y los restaurantes Cuina de Mercat (Barcelona), Ristol (Barcelona), Noucents (Barcelona) y Grions (La Selva).

Entre las recetas presentadas cabe destacar la Trotada de calabaza y verduras (Cal Borrasca Cardona), el Bacalao con alcachofas (Zanzibar Barcelona), el Picadillo (Can Soteras Barcelona), y el Menjar Blanc (La Font de Prades Barcelona).

'Cuina 1714', quiere ser una oferta gastronómica de primer orden que complementa a la perfección la oferta turística y patrimonial de la Ruta 1714, y que nos propone hacer un viaje en el tiempo muy interesante.

http://www.ruta1714.cat/cuina1714