Las nectarinas son melocotones que se diferencian de los normales por carecer completamente de tomento en su piel externa.
PROPIEDADES.

Los principales componentes son: azúcares, sales minerales (sobre todo potasio y magnesio), vitaminas, carotenoides, algunas proteínas y grasas.

ORIGEN.

Desde el punto de vista botánico, hay quien las considera una especie diferencial, pero tampoco falta quien opina que se trata de una mutación de la especie tomentosa, producida hace varios siglos. Las nectarinas se han introducido en los mercados en fecha reciente. Pertenece a la familia de las rosáceas y su nombre latín es prunus persica laevis.
 

CREMA DE NECTARINA

INGREDIENTES.

(Para 4 raciones). 2 kg. de nectarinas, 300 gramos de requesón, 1 botellín de nata líquida, 2 cebolletas, 3 cucharadas de aceite de oliva, sal y pimienta.

ELABORACIÓN.

Lave, pele y saque el hueso de las nectarinas. Reservar. Pelar y picar finamente las cebolletas; freírlas en el aceite hasta que se doren. Mezcle el requesón, la nata, la pulpa de las nectarinas, las cebolletas, sal y pimienta, hasta obtener una crema suave y homogénea. Se puede hacer con un batidor de mano o eléctrico con mínima intensidad. Sírvalo en copa fría, que debe reposar 1 hora en el frigorífico antes de consumir.

CURIOSIDADES.

En las distintas variedades se cuentan las de piel violeta y pulpa amarilla, como la llamada amarilla de Padua y la armking (brazo de rey), que maduran a finales de Julio. Parecidas son las duracinas, de pulpa amarilla como blanca, tal es el caso de la blanca del Jalón. Son frutos presentes en el mercado todo el año.