Sabores de Suecia

En el Cuartel Conde Duque de Madrid se ha celebrado un encuentro entre la cocina sueca y la española que además ha incluido actividades culturales relacionados con la música, el cine y exposiciones. La iniciativa, organizada por la Embajada de Suecia en España en colaboración con el Centro Cultural Conde Duque, tiene como objetivo acercar a los españoles la cultura sueca a través de la gastronomía, así como convertirse en un espacio de encuentro e intercambio artístico entre ambos países. La actividad se enmarca dentro del programa "Solsticio en Conde Duque", que se desarrolla en este centro cultural madrileño durante todo el mes de junio.

 Y es que el solsticio en el país nórdico, Midsommar es su nombre, es una festividad pagana de gran relevancia que se remonta siglos atrás en la historia y que guarda estrecha relación con la magia, el amor y el poder del fuego. Así los suecos se reúnen entre amigos y familias ese día creando con palos, hojas y flores un árbol específico que sirve de centro neurálgico del evento. Todo comienza por la mañana cuando las mujeres y los niños salen al campo para recoger las ramas y las flores que luego serán trenzados alrededor del palo.

Una vez izado comienzan las actividades. Hay juegos, baile y canciones, todo alrededor de este "árbol" cuyo origen se remonta al siglo XIV.

Sin embargo, y al igual que ocurre en la mayoría de los países del mundo, el centro de la fiesta es el momento gastronómico. La cocina sueca no tiene la misma proyección internacional que la española, francesa, japonesa o peruana pero es altamente valorada entre los gastrónomos. Tanto es así que el país tiene diez restaurantes con estrella Michelin, ocho de los cuales se encuentran en Estocolmo que de momento es el buque insignia aunque ciudades como Gotemburgo y Malmoe también se están abriendo paso.

 

Albondigas-suecasPlato-de-salmon-con-patatas-y-salsaHuevas-de-salmon-con-crema-de-yogurt-y-eneldopatatas suecas

Todo esto significa que la comida sueca va mucho más allá de los arenques, el salmón y las albóndigas aunque en celebraciones como Midsommar la mesa suele ceñirse a la tradición. ¿Qué significa esto? Pues como ocurre en el resto del mundo, la gastronomía depende mucho de las regiones pero hay algunas generalidades que podemos resaltar.

En primer lugar lo tradicional es un "Smörgaesbord", un buffet que incluye tanto pescados como carnes, ensaladas, quesos, patés, diferentes tipos de panes etc. Y en segundo lugar en la mesa siempre habrá "snaps", aguardiente sueco, y cerveza, aunque en los últimos años también se sirve vino. A tener en cuenta también las canciones, ya que a los suecos (nórdicos en general) a la hora de comer cantan canciones específicas para brindar. Así que antes de cada chupito de aguardiente se canta una canción.

¿Y qué podemos encontrar en el buffet? Como primer plato están los arenques preparados con aliño de cebolla y zanahoria, o en salsa de curry, de mostaza, de ajo, de tomate, por citar solo unas pocas variedades. Se comen siempre con patata nueva hervida con eneldo. También a modo de primer plato está el "Janssons Frestelse", que yo traduzco como "Tentación de Jasón"; patatas gratinadas al horno en nata y anchoas suecas (nada que ver con las españolas). Otro plato típico que nunca falta en un buffet es el salmón, bien sea ahumado tradicional, ahumado en caliente y marinado. Se sirve siempre con una salsa agridulce de mostaza y eneldo. A todo ello hay que añadir las ensaladas que pueden ser de lechuga y tomate, además de patata con arenque, o con cebolla y remolacha o de cualquier otra forma.

Si después del primer plato nos atrevemos con el segundo, seguro que en cualquier buffet encontramos las tradicionales albóndigas suecas, que se comen con "lingonsylt", mermelada agridulce de un fruto del bosque. Entre las carnes hay casi siempre también salchichas suecas, carne asada a modo de rosbif y a veces también asado de alce o reno. A todo esto hay que añadir diferentes tipos de panes, queso y patés además del tradicional caviar sueco.

Y como colofón al banquete tenemos el postre que debido a la época del año es casi siempre fresas suecas con nata o helado de vainilla aunque a veces alguien se atreve con una tarta de fresas.

Mucha comida, muchas canciones, snaps y cerveza conforman esta festividad que se celebra en el día más largo del año y que supone el inicio del verano.