Temporada de calçots en La Boella

Saludables y sabrosos. Así son los calçots, una de las delicias más apreciadas en Cataluña y que en La Boella preparan al estilo tradicional: a la brasa con sarmiento y acompañados de salsa romesco. Una delicia de un ligero sabor dulce, con propiedades nutritivas, diuréticas y tonificantes, para tomar con las manos.

En este entorno único de Tarragona se  puede degustar, a partir del 14 de febrero y durante toda la temporada de calçots, esta propuesta en el marco de la antigua masía del S. XII rodeada de 6.500 m2 de jardines y más de 110 hectáreas de olivos.

Calçots en el restaurante La Boella incluye un aperitivo a base de aceitunas arbequinas de la finca, coca de recapte, tacos de queso y fuet acompañados de pan tostado con tomate, los calçots con romesco y, como platos fuertes, butifarra blanca y butifarra negra del Perol, costillas de cordero, tocino ibérico, longaniza, patatas de Prades al caliu, alcachofas del Prat al caliu y el clásico saltado de fesols.

El menú incluye también unas pre-postre, un postre y vinos y cava para acompañar.

Los aperitivos y la calçotada se sirven al aire libre en los jardines de la finca, y la parrillada se ofrece en los exclusivos salones de la masía.

El precio del menú es de 45 € por persona y los niños de entre 2 y 12 años el precio es de 10 €.

+ Info: 977 77 15 15