D´E, la paninoteca Valverde

Tipo de Cocina

Regional renovado

Precio cubierto

20-30€

Web

Ubicacion

Balbina Valverde, 28, Madrid (40.44963 - -3.68825)

Otros

Abierto todos los días hasta las 17h y hasta las 00:00h

Amplio, versátil, vanguardista y acogedor. Así es el local que la Paninoteca D'E reabre en pleno centro financiero y de negocios de Madrid tras una sucinta reforma que le ha permitido ampliar el número de comensales. En la carta, presenta algunas novedades como las piedinas, un tipo de bocadillo de pan plano típico de las provincias italianas de la Romagna, o el Panino de Momofoku (tambien en versión Coca Pizza, una versión del famoso sándwich de panceta del restaurante neoyorquino del mismo nombre, que conviven con las clásicas cocapizzas gourmet y mediterráneas, elaboradas a partir de ingredientes naturales de primera calidad. Además, D'E Balbina Valverde ofrece, para acompañar sus originales creaciones, una completa carta de vinos con referencias bien seleccionadas y para todos los gustos, algunas servidas por copas, a un precio muy competitivo.

La carta

La Paninoteca D'E Balbina Valverde presenta algunas novedades de temporada como la cocapizza de cinco quesos, la de lascas de ibérico con gorgonzola, la vegetariana, la caprese, la momofuku (mozzarella, tomate, panceta, pepino y salsa hoisin), la de tiradito de atún con rocoto o la de sashimi de salmón, además de las clásicas como la de huevos de codorniz o la de Morcón de Joselito (con tomate, queso de oveja y aceituna camporeal). Para acompañar las cocapizzas, se ofrece un buen número de ensaladas, como la Cesar, la de pulpo o la Ligth (lechuga romana, rúcola, espinaca, nueces, manzana Granny Smith y salsa raita), focaccias, como la de de embutidos mediterráneos (con bull blanco y negro, bisse blanco y negro, longaniza y tomate raff) y piedinas, como la de jamón serrano con mozzarela, rúcula y tomate.

Vinos

La carta de vinos recoge referencias para todos los gustos a precio de descorche. Para los amantes de las burbujas se ofrecen cavas y champagnes; para los que prefieran los blancos, ofrece desde un Rueda Verdejo hasta un moderno Penedés; los incondicionales del tinto, pueden decantarse por un Rioja, un Ribera del Duero o por otras Denominaciones de Origen menos comunes como Somontano o Méntrida; y para los amantes del dulce se ofrece moscatel. Algunos de los vinos de la carta pueden además pedirse por copas, una tendencia cada vez más común en la hostelería que resulta perfecta para aquellos que tengan que volver al trabajo después de comer, para los cogen el coche o, simplemente, cuando los comensales de una mesa desean bebidas diferentes.