Restaurant Can Solé

El local mantiene el espíritu del año que lo vio nacer: baldosas de la época, mesas de mármol blanco, un mostrador de los de antaño... nada ha sido cambiado ni disfrazado con nuevas tendencias o estilos. El azul de sus paredes recuerda al mar, a ese Mediterráneo al que hace honor la cocina y las fotos que uno encuentra por doquier mantienen la memoria de esa clientela de personajes famosos que han visitado el local alguna vez o muchas. Quizá no pueda ser tildado de fashion o in pero Can Solé no lo necesita. No es un restaurante que tenga que recurrir a una decoración impactante como reclamo. Su cocina, su original ambientación y su excelente servicio son bazas más que suficientes para que uno no sólo se acerque a visitarlo, sino que repita y lo retenga en la memoria.

La prueba más significativa de su calidad es una clientela que se ha mantenido fiel durante años y cuando digo años no me refiero ni a cinco, ni a seis... en este sentido Josep Maria, destaca que en estas mesas se han sentado y siguen, hasta 4 generaciones distintas de una sola familia pasando el testigo entre ellos ya que los bisnietos siguen encontrando los mismos placeres y el mismo buen trato que supieron apreciar sus bisabuelos. Una fidelidad a prueba de bomba. Una muestra más de esto es el hecho sorprendente de que hay algunos clientes que en lugar de telefonear al restaurante para reservar llaman directamente al móvil del propietario. El tiempo ha hecho que se conviertan en amigos.

Para los adictos a las guías podemos decir que Can Solé no sólo aparece en la mayoría de ellas sino que también aparece en Zagat, una de las más prestigiosas guías americanas. Y esto si que es un mérito. De igual manera, hace años el New York Times le dedicó un reportaje... por algo será.

Tipo de Cocina

Mercado

Precio cubierto

30-50€

Ubicacion

Carrer Sant Carles, 4 Barcelona (41.37889 - 2.18837)

Otros

Cierra: Domingo noche y lunes

Tel: 93.221.50.12